Blogia
EL ESTUCHE DE LAS PALABRAS

EL TRINOMIO FANTÁSTICO

EL TRINOMIO FANTÁSTICO

En el encuentro con Javier Infantes, todos compartimos las historias de nuestros objetos preferidos. En esta nueva propuesta, Javier nos anima a escribir un cuento en el que tres de esos objetos aparezcan de forma significativa. Un cuento que tenga unos protagonistas, una historia interesante en la que puedan aparecer personajes que entorpezcan a nuestros protagonistas y un final o desenlace. Y  recordad: hay que pensar cómo va a ser nuestro cuento antes de empezar a escribir.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

26 comentarios

José García medina -

EL NIÑO FELIZ
Erase una vez un niño que se llamaba Leonardo. Era un empollón y casi siempre le pegaban los niños gamberros. Entonces el niño se metió en su ordenador para ver soluciones para que no le pegaran más. Un día Leonardo se fue a su jardín para señalar en el mapa su trayectoria para pillarles desprevenidos y tirarles globos de agua. Pasada una hora empieza a buscarlos y de repente Leonardo ve a sus objetivos y dice:
- ¡Ya son míos!
Y empezó a tirarles globos pero lo que consiguió fue enfadarlos más. Leonardo empezó a correr hasta su casa. Cuando llegó, buscó de nuevo en su ordenador. Buscó en una página web que ponía:
www.quehacersimiscompañerosmepegan.com y salieron muchas cosas:
1- Decírselo a sus madres o padres.
2- Pegarles tú mismo.
3- Hacer un plan con tus amigos.
Y muchas más. Y dijo:
-La tercera me ha gustado.
Llamó a Tomás, Antonio, José, Albert y Eduardo y les dijo:
-¿Queréis vengaros conmigo de los gamberros de la escuela?
-Encantados.
El miércoles empezará la masacre.
Cuando llegó el miércoles se juntaron todos menos Albert que llegó un poco tarde. Dijeron que iban a acorralar a los gamberros. Corrieron y ¡Bum! acorralaron a los gamberros y les dijo Leonardo que como les pegaran más que los iban a multar, aunque exageraba mucho. Cuando llegó la noche Leonardo se fue a su cama. Soñó que que le pegaba él solo a los gamberros. Al siguiente día Leonardo fue a la escuela y no le pegaron, entonces cuando llegó a su casa comió y se fue a su ordenador a buscar en la página web: www.quehacersiyanomepegan.com y ponía:
-Ya no te pegarán más y vivirás bien.
Entonces al ver eso se sintió bien y vivió feliz.


FIN

Ignacio Torralbo Martínez -

TODO SE PUEDE HACER SI AMIGOS PUEDES TENER
Éranse una vez dos ordenadores y un árbol: un ordenador se llamaba Memori que aunque no poseía pantalla plana ni altavoces, tenía conexión a Internet. Era un ordenador bueno y tenía 279.136.984.620 bytes. Su torre no pesaba mucho pero su pantalla si que pesaba bastante. El otro ordenador llamado Plani no se le parecía en nada: poseía pantalla plana y altavoces pero no tenía conxión a Internet. Era un ordenador mucho más bueno y generoso que Memori y tenía 300.058.181.632 bytes. Su torre pesaba bastante pero su pantalla, al ser plana, no pesaba mucho. Por último un árbol que se llamaba Tronqui, era el mejor amigo de estos dos ordenadores desiguales.
Un día se juntaron los tres amigos para hacer un picnic y, como siempre, iban discutiendo por el camino:
-Eh, ¿qué opinas de mi torre? Al ser ligera, puedo llevar las cosas muy fácilmente.
-Pero tu pantalla pesa mucho, fíjate en la mía, ve a la tienda y compra una plana y ya verás que comodidad.
-¡Bah! Lo más importante de nosotros los ordenadores, es estar conectados a Internet, la mayor enciclopedia del mundo.
-Siempre que tengas mucha memoria para descargarte cosas, por ejemplo, tú tienes 279.136.984.620 bytes mientras yo tengo 300.058.181.632 bytes y puedo almacenar más cosas que tú en mi dico duro y además también tengo altavoces para poder scuchar música y tú aunque te descargues música de Internet no puedes escucharla.
-¡Basta! -Dijo Tronqui cansado de oír sus discusiones- lo importante de hacer el picnic es pasarlo bien, sin discutir.
-Pues tú no te puedes comparar con nosotros, no sirves para nada- respondieron los dos ordenadores al mismo tiempo.
-¿Que no sirvo? Nosotros, los árboles, no somos tan modernos como vosotros, los ordenadores, pero hacemos cosas muy importantes como limpiar el aire, dar frutos, alimentar a los animales, resumiendo, que sin nosotros no habría vida en la Tierra...
-¡Vale, vale! ¿Pero para qué sirves en el picnic?
-Pues...
Tronqui se quedó pensando en eso de para qué podía servir en el picnic pero no se le ocurrió nada.
El campo se veía muy bonito, ya que era primavera, con sus flores en el suelo y su hierba verde. Las mariposas multicolores volaban de flor en flor como arco iris. Cuando llegaron, descargaron todas las cosas, pero al poco tiempo comenzó a llover. Lo peor es que el agua, el peor enemigo de los ordenadores, caía del cielo por todas partes y los ordenadores si se mojaban podían estropearse. Entonces Tronqui, que todavía continuaba pensativo con lo que le habían comentado los ordenadores de para qué podía servir en el campo, pensó que una de esas cosas podía ser que no le ocurría nada si se ponía a llover y a ellos sí.
Las gotas de agua perseguían a los ordenadores con cara de enfado y gritando:
-¡A por ellos, que no se escapen y atacar a su punto débil, la torre!
Entonces Tronqui soltó su ejército de hojas para que se comieran a las gotas de agua y Plani, con sus estupendos altavoces puso música muy fuerte para asustar a las gotas, pero Memori al ver que no conseguían echarlas, se metió en Internet y se descargó la fotografía de una fregona, las gotas de agua se escaparon a toda prisa creyendo que las iban a fregar y a encerrarlas en un cubo.
Los tres amigos acabaron con todas las gotas de agua pasando un buen día en el campo y los dos ordenadores aprendieron una valiosa lección: todos servimos para algo aunque no lo parezca.

Juan Manuel Iglesias 6ºB -

OSÍN BUSCA UN RELOJ
Osín iba tan tranquilo por la calle cuando se encuentra a su amigo Gato y
le dice:
-Gato,¿qué hora es ?
-Las 18:30, Osin.
-Muchas gracias, adiós.
Osín sigue caminando, se dirige hacia un kiosco, y pregunta:
-Señor, ¿qué hora es?
-Pues son las 19:00.
-Muchas gracias, adiós.
Osín ya ha preguntado la hora dos veces en esta tarde .Osín se acuerda
de que había quedado con Susana, Kiko y Manuel para jugar al escondite,
resulta que sus amigos están en el parque municipal así que Osín tarda
bastante. Cuando llega sus amigos le dicen:
-Osín,¡eres más lento que el caballo del malo!
-Es que vengo desde la plaza andando.
-Bueno vamos a jugar ya, perola echo yo.
Osín, Susana, Kiko y Manuel la echan a la pirula que es una forma de echar a suertes.
Después de mucho rato de diversión Osín volvió a preguntar la hora, sus amigos le dijeron que era las 19:30, y Osín dijo que tenía que ir a su casa porque su madre le había dicho que se fuera a las 19:30 y ya eran las
19:30, entonces iba tarde, su madre le regañaría. Cuando llegó a su casa como había dicho su madre le regañó:
-Osín,¿cuántas veces te he dicho que mires la hora?
-Muchas,mamá.
-Osín, mañana vamos al relojero a comprarte un reloj.
Al día siguiente Osín y su madre fueron a la relojería “Romero”,
y su madre le compró un “Viceroy” buenísimo, Osín ya tenía su reloj
y no le hacía falta preguntarle a nadie. Pero en el barrio había un coche
llamado “Clio” y otro “Megane”, eran muy envidiosos y corrían mucho
(porque eran coches)Osín iba a jugar con Susana y Kiko, cuando de repente Clio y Megane corrían detrás de él pero entonces puso su reloj
por casualidad hacia ellos y salió un rayo muy fuerte que los estropeó ,
y desde entonces Osín no tenía que preguntar la hora y se podía defender
de cualquiera que le atacara.

Joaquín Galvez Gomez 6ºB -

La vida de los muñecos

Estamos en un lugar donde solo viven muñecos, un lugar incapaz de imaginárselo, porque es tan bonito, que una persona al verlo se impresionaría mucho.
En este lugar viven unos cuatro objetos con vida, porque es una habitación, pero muy bonita. Uno de ellos es Cabiche, un oso de pelo marrón, que es un gran admirador del Barcelona.
Otro es Sultán, un perro inteligente porque se sabe las tablas de multiplicar hasta el nueve.
Y los otros dos, son los gemelos, unos bolígrafos llamados Chago y Tago.
Un día se propusieron ir a la iglesia a rezar por ellos, para que no les pasara nada. Cuando salieron, un soldado de plomo les estaba esperando, un soldado muy desconocido, con cara mala, secuestró a los dos gemelos, pero ni Cabiche ni Sultán pudieron salvarlos. Estaban muy nerviosos, no sabían qué hacer pero como Sultán, era muy inteligente dijo:
-Puedo ir oliendo el rastro, pero necesito alguna muestra de algo que tuviera él en la ropa. Dio la casualidad de que en el suelo se le había caído un pañuelo blanco. Cabiche lo cogió y se lo dio a Sultán para que lo oliera. Sultán en menos de un abrir y cerrar de ojos salió disparado.
Al pasar media hora Sultán ya había perdido el rastro, pero cuando levantó la cabeza, con su vista de lince vio que en la estación de autobuses estaban los gemelos y el soldado, corrió hacia la estación para salvarlos, no iba a llegar a tiempo pero dio la casualidad de que la bufanda de Cabiche, la del Barcelona, estaba tirada en el suelo, entonces Sultán la cogió y como era tan larga la estiró y de un tirón cogió a los gemelos y todos otra vez estaban juntos.
¡Que bien!

Majka Orzechowska 6ºB -

Mis tres tesoros
Este cuento es de una foto de mi amiga,un anillo que me regalaron mis abuelos y un perrito que me compró mi madre cuando tenía 7 años.Estas cosas son para mí muy importante porque son regalos de corazón.
Cuando yo era pequeña tenía mi mejor amiga,ellas se llamaba Asia.No sé cuando nos conocimos ella era como mi hermana.Pero luego tuvimos que separarnos porque yo tenía que vivir en España ,cuando mi madre dijo que nos íbamos en una semana. Yo estaba muy triste y estuvimos hablando de como podía ser mi vida en España.Entonces ella me regaló su foto y yo una mía.También mi querida abuela me regaló un anillo para mí.Este anillo era de oro,se parecía a una flor o una mariposa con un ámbar.Este anillo algun día se cayó en la calle y yo no pude encontrarlo.Me fui corriendo a casa y se lo dije a mis padres.Ellos estaban tristes y luego le compré un regalo a mi abuela para que me perdonara y le conté lo que había pasado con el anillo.Ella estaba triste y un
poco neviosa.Ella me perdonó y todo estaba bien.
Cuando yo tenía 7 años mi madre compró un perrillo para mí.Era pequeño,su pelo de color rubio
y negro.Se llamaba Dex y era bonito.Cuando creció pesaba mucho,era muy grande y tenía mucha fuerza.Entonces nadie quería sacarlo a la calle.Mi madre dijo que teníamos que darlo a otra persona
Mis padres y yo le dimos el perro a mi tío y él dijo que lo cogía y el perrillo ahora está en
Alemania.Algunos días estoy triste.


Majka Orzechowska 6ºB

Anónimo -

La vida de los muñecos

Estamos en un lugar donde solo viven muñecos, un lugar incapaz de imaginárselo, porque es tan bonito, que una persona al verlo se impresionaría mucho.
En este lugar viven unos cuatro objetos con vida, porque es una habitación, pero muy bonita. Uno de ellos es Cabiche, un oso de pelo marrón, que es un gran admirador del Barcelona.
Otro es Sultán, un perro inteligente porque se sabe las tablas de multiplicar hasta el nueve.
Y los otros dos, son los gemelos, unos bolígrafos llamados Chago y Tago.
Un día se propusieron ir a la iglesia a rezar por ellos, para que no les pasara nada. Cuando salieron, un soldado de plomo les estaba esperando, un soldado muy desconocido, con cara mala, secuestró a los dos gemelos, pero ni Cabiche ni Sultán pudieron salvarlos. Estaban muy nerviosos, no sabían qué hacer pero como Sultán, era muy inteligente dijo:
-Puedo ir oliendo el rastro, pero necesito alguna muestra de algo que tuviera él en la ropa. Dio la casualidad de que en el suelo se le había caído un pañuelo blanco. Cabiche lo cogió y se lo dio a Sultán para que lo oliera. Sultán en menos de un abrir y cerrar de ojos salió disparado.
Al pasar media hora Sultán ya había perdido el rastro, pero cuando levantó la cabeza, con su vista de lince vio que en la estación de autobuses estaban los gemelos y el soldado, corrió hacia la estación para salvarlos, no iba a llegar a tiempo pero dio la casualidad de que la bufanda de Cabiche, la del Barcelona, estaba tirada en el suelo, entonces Sultán la cogió y como era tan larga la estiró y de un tirón cogió a los gemelos y todos otra vez estaban juntos.
¡Que bien!

Diego Alberto Torres Gómez.6ºB -

EL TESORO DEL PERRO DE CRISTAL

Érase una pandilla, muy divertida. Víctor,Jesús,Joaquín y Diego eran de esa pandilla.Creían que eran detectives y querían resolver algún crimen o encontrar algo de valor para museos. Un día decidieron traer las cosas más queridas por ellos. Joaquín llevó un oso de peluche, Jesús llevo otro oso panda de peluche, Víctor un anillo de la Comunión y Diego llevó las medallas que ganó en el fútbol. Joaquín abrazaba con cariño su oso. Cuando vieron que un pequeño mapa de un tesoro caía de su mano. Lo observaron pero no sabían donde era el lugar donde estaba enterrado o escondido. Diego que era muy observador vio que en la pare inferior del mapa ponía “Mengíbar”. Eso sólo significaba una cosa que estaba enterrado en Mengíbar. Las pistas comenzaban desde la plaza Santa María Magdalena. Seguían por el parque y acababan en el colegio C.E.I.P José plata. Cuando terminaban salia un perro pero, no lo comprendíamos. Buscaron por todas partes pero Diego dijo que no habían mirado en el sótano, era muy grande, pero entraron un perro de cristal opaco. No veían nada, pero no parecía una cosa de mucho valor. Víctor, cogió el perro de cristal pero como era muy torpe se le escurrió de las manos y lo rompió. Dentro había un gran diamante muy bonito. Lo llevaron al más famoso museo de todo el mundo. Salieron en el periódico todos juntos riendo y desde ese momento se hicieron muy famosos y muy ricos. Todos contentos y satisfechos por lo que habían hecho se dedicaron a ser detectives y descubrir más crímenes o a encontrar más cosas de valor para los museos.

FIN

Víctor Francisco Malpica Martos 6ºB -

¿Qué tres cosas salvarías?
Érase una vez un niño que vivía en Ourense, que está en Galicia.En Ourense algunas veces se inunda toda la ciudad y los pueblos más afectados son los que están cerca del mar.El niño no había visto ninguna vez una inundación.Pero, él pensó,¿qué tres cosas salvarías?Yo cogería el dinero para comer, una bicicleta para transportarme y recuerdos,bueno,algunos recuerdos,porque tengo muchos.En ese momento el niño que se llama Diego llamó a Jesús para que se viniera a Ourense a pasar el fin de semana.Jesús le dijo a Diego que no,porque había visto un viento fuerte y que iba a llover mucho po roda Galicia.Entonces Diego se fue a Mengíbar que está en Jaén y cuando llegó a la casa de Jesús,no había nadie.Entonces Diego se fue a la calle Real, a la Avenida como le dicen todos los ciudadanos de Mengíbar.Después no había nadie en la casa de su abuela, entonces fue a la calle Hermanos García Noblejas.Y no estaba su primo Joaquín.Entonces volvió a Ourense,en avión
que vas rápidoque en otro medio de transporte.Cuando llegó a Ourense se fue para su casa.2 minutos después llegó una inundación y salvó su dinero,una bicicleta y algunos recuerdos.

Lourdes Lopez Lorente 4ºB -

Un problema resuelto.
Érase una vez una muñeca de trapo, un peluche y unos patines. La muñeca era
pelirroja, con dos coletas y le gustaba mucho hacer deporte. El peluche su amigo, era blandito de color fucsia, con brillantes y con un corazón con brillantes en la mano, y por último los patines, son blancos, con las
ruedas de color fucsias y con una Minnie Mouse dibujada. Un buen día la
muñeca decidió ponerse los patines y patinar por la habitación. La muñeca le
dijo a los patines que si podía ponérselos, los patines encantados le dijeron que
sí. La muñeca intentó ponérselos pero le resultó imposible. La osita corriendo
fue a ayudar a su amiga. Una vez puestos los patines se pusó en pie y se le olvidó que no sabía patinar y se puso triste. Pero, su amiga la osita le dijo que ella le ayudaría a patinar. Después de un rato aprendió a patinar. Los patines se
reían y la osita desde la estantería hacía de público. Ese día fue el mejor día
de la muñeca, de la osita y de los patines.

Juan Martos Torres 4ºB -

El cojín mágico
Un día un bombero compró un cojín y lo puso en su camión . El hombre se sentó y notó algo, lo miró, era una pelota .El bombero se lo dio a su hijo, el hijo se puso muy contento . Más tarde el hombre fue a montarse y también notó algo, era una muñeca y se la dio a su hija.El hombre se dio cuenta de que el cojín era mágico.Porque sacaba juguetes.Entoces montó una tienda de juguetes.

Miriam Zamora Sánchez 4ºB -

La muñeca perdida

Érase un vez una niña llamada Lourdes que estaba jugando con su muñeca preferida. Al rato sus amigas llegaron con sus juguetes, Miriam llevó una muñeca de peluche, Rosa llevó su muñeco de peluche y Laura sus patines.Al rato Rosa les dijo a sus amigas:
-¿Vamos a decirnos por qué son preferidos los juguetes que hemos traido? y todas dijeron:
-¡Vale!.
Primero empezó Rosa:
Mi muñeco es especial porque me lo regalaron para mi cumpleaños.
Miriam le siguió:
Mi muñeca la quiero mucho porque me acompaña para dormir.
Al rato Rosa y Miriam fueron a buscarlas. Rosa las encontró y vio que Lourdes estaba llorando y Miriam le dijo:
-¿Qué te pasa?
-Que he perdido mi muñeca.
Después,al cabo de tres años Rosa y Laura fueron a un pueblo llamado Cazalilla y se encontraron con una muñeca igual a la de Lourdes y estaba nueva . Entonces se la llevaron .
Cuando Lourdes la vio se puso a llorar de alegria y les dijo a sus amigas:
¡Sabéis, este es el año más felíz de mi vida!


Cristobal Blanca Bayo 4ºB -

La historia
de
Jose, Juan y Cristobal

Érase una vez Jose, Juan y Cristóbal. Los tres estaban jugando con una pelota del Barcelona. Jose se hizo un esguince.Juan y Cristóbal fueron a regalarge dos cosas , Juan le regaló una libreta del Madrid y Cristóbal un cojín del Madrid. Cuando Jose ya se le curó el esguince no dejaba de escribir en la libreta y estaba apoyado en el cojín . Al día siguiente Jose le agradeció a Juan y Cristóbal por los regalos . Juan y Cristóbal le dijeron a Jose que nunca dejarían de ser amigos por nada del mundo.

Javier Acosta Castellano 4ºB -

Los tres objetos
Esto era un perro que siempre estaba metido en su casa todos los días
porque siempre llovía . Luego cuando ya paró de llover , salió de su casa le pareció todo magia. Luego al poco tiempo se encontró a una perrita a la que todos los días veía por la ventana . En cuanto la vio
se enamoró de ella a primera vista . El perro le quería pedir una cita para salir juntos a comer. Luego cuando terminaron la cita, se fueron a su casa cada uno .El perrito soñó toda la noche con esa perrita .Luego cuando salió se encontró a un otro perro que era un viejo amigo y al ver al viejo amigo ya la perrita pensaba que ya no la quería y entonces el perrito tubo vuena idea de que salieran todos juntos.

Esther Martinez Martinez 4ºB -

Today is Wednesday the 21 th of february 2007, Its foggy and cold

La magia de tres objetos.

Érase una vez un bebé de peluche mágico, tenia tres amigos que se llamaban: Julia, Osita y Julieta. Julia era una agradable y pequeña señorita muy bonita. Osita era un peluche que era su mejor amigo y Julieta era una niña pelirroja y con unas pocas pecas, era muy guapa . Un día llegó la noche de reyes y sus tres amigos le hicieron un regalo muy bonito, eran unos patines de dibujos. Los papás del bebé se alegraron mucho. Al día siguiente se puso a jugar con ellos, se salió a jugar a la calle y le picó una abispa pero se puso la mano y se le curó.
Fin

José Manuel Torres Torres 4ºB -

LOS TRES OBJETOS
Érase una vez un amigo que tiene un muñeco llamado Crash y mi otro amigo tiene un robot que se transforma en muchas cosas, por ejemplo en persona y en coche . Yo tengo una nintendo Ds.
Un día estábamos jugando y algo raro pasó. El muñeco de mi amigo empezó a dar vueltas y se transformó en robot humano,era muy gigante. Nosotros cuando lo vimos salimos corriendo. El robot humano empezó a perseguirnos y nos metimos en una casa y asi nos salvamos del robot humano.
FIN

Cristina Olmo Moreno 4ºB -

La muñeca alegre
Érase una vez una muñeca llamada:Beibi Anabel. Su dueña fue a la jugueteria y le compró un muñeco rosa.Cuando su dueña se lo dio, la muñeca se puso los patines y los tres juguetes se divirtieron tanto que acabaron durmiendo por mucho tiempo.

Álvaro Mimbrera Romero 4ºB -

LA FAMILIA RIRDCHARSHON
Había una vez en un bosque desierto una familia llamada Rirdcharshon que tenia un hijo, se
llamaba Salvador y tenia seis años.
Un día sus padres se tenían que ir a la ciudad , estaba lejos y les llevaría un rato.
Cuando de repente un muñeco suyo empezó a moverse ,Salvador corrió hasta el trastero. Allí
había camiones de juguete. Ya era tarde , el muñeco había cogido un cuchillo, le corto la cabeza
y fue a dejarlo entre las raíces de un árbol del bosque . los padres mientras venían vieron una
tienda, pararon a comprarle un regalo a Salvador , era un coche radio control. Cuando llegaron
vieron restos de sangre por todo el suelo. Salvador no estaba. Los padres llamaron a la policía
para decirle que había sangre en el suelo y que su hijo no estaba.
Los padres desesperados dieron vistazo a los alrededores de la casa.
Se encontraron a un camión tirado por detrás de la casa . Más allá se encontraron al cuerpo de
Salvador. Pero entonces el muñeco les clavo a los padres tenedores en la cadera .Cuando
llegaron los policías vieron un cariñoso perro, se acercaron cuando de repente explotó el
perro. El perro tenia dinamita en el rabo.
Poco a poco empezó a llover, cayo un rayo y destrozó al muñeco y a los demás.
Desde entonces no se ha vuelto a saber nada esa familia Rirdcharshon.

Rosa Mari Jimenez Acosta 4ºB -

La noche de San Valentín
Érase una vez tres amigos que un día, que era el día de San Valentín, por la noche, se quedaron solos porque sus padres se fueron a una fiesta.
Y a los tres les daban miedo de quedarse solos, pero cuando fueron a acostarse para dormir se encontraron tres muñecos y por la noche durmieron con ellos y no pasaron miedo, era como sí los muñecos estuvieran vivos y los niños ya no tenían miedo.

Noelia Maria Perez Garcia 4ºB -

Las maravillas del mundo
Esto era una vez un perro,una mujer, unos ladrones y un hombre. El hombre Felipe cuando era niño
tenia muchos juguetes y unos niños se los quitaron . Unos bándalos, un día, a Felipe le quitaron la maleta y llamó a la policía . La chica policia y su perro buscaron y gracias a la policía consiguieron la maleta y dentro de la maleta habia los juguetes y Felipe se puso tan contento que saltó de felicidad.

Laura Polaina Medina 4º B -

El oso, los patines y la muñeca
A una muñeca el día de reyes le regalaron unos patines y un ositode peluche
rosa . A la muñeca le gustaban más los patines que el osito, pero la muñeca jugaba con uno cada día. Así no se aburría de ninguno . Con los patines se lo pasaba muy bien y con el osito también, pero un día se aburrió de las dos cosas. Un reloj de la barbie le dio una peonza. Con la peonza, los patines y el osito se lo pasó muy bien y nunca se cansó de ninguno y esos tres objetos los guardó como oro en paño.

Mª pilar de 5ªB -

Érase una vez una mujer que estaba enamorada de un hombre. Y el estaba muy enamorada de la mujer. Los dos se pusieron novios. Pero el hombre se fue a la mili. Los dos se pusieron de acuerdo mandandose cartas. El mandaba muchas cartas. y la mujer tambhién. Cuando era San Valentín el hombre le regaló una negrita para su mujer. La mujer le regaló una talequilla para que su comida. El hombre se vino de la mili. El hombre trajo una caja de cartas para meter la cosas valiosas. En esa caja metío la cartas,la negrita y la talequilla. Cuando los dos Habrieron la caja se acordaba de esos tiempos tan bonitos. Los dos eran muy felices juntos.







Mari Carmen García Bruno 5B -

Había un vez una niña muy orgullosa y mimada. Ella quería todo lo que veía por los escaparates. Ha esa niña la llamaban Rocío la orgullosa. Un día vió en una tienda una pulsera y se lo dijo a sus padres y se la tubieron que comprar sin más remedio. Luego vió un peluche muy bonito que costaba cinco euros y se lo tuvieron que comprar y la niña iba para su casa y vio un cartel que ponía "Hoy a las 8:00 Merche en concierto" Entonces le compraron las entradas. Se puso muy guapa para que la viera Merche. Entró en la discoteca y cuando terminó le dijo a sus padres:
-¿ Papá puedo conocer a Merche en persona?
Y le contestaron:
-¡Vale!
Entonces fue y le firmó un autógrafo en su foto.La niña se fue tan contenta para su casa y cuando llegó guardó en un baúl las entradas con el autógrafo, la pulsera y el peluche.

Noelia Cazalla Millán 5ºB -

Érase una vez una muñeca negrita. Un día su abuela antes de morir le regaló una pulsera de flores de colores. Pasó unos meses y cada vez que se la ponía se acordaba mucho de su abuela.
Al día siguiente fue a dar paseo y se encontró con una taleguilla que ponía Mª José.
Era la primera vez que se encontraba a una taleguilla. Y la muñeca le dice a la taleguilla:
-¡Hola! ¿Cómo te llamas?
-Me llamo Mª José. ¿Y tú?
-Yo me llamo Noelia
-¡¡Ah!!
-Es la primera vez que veo una taleguilla como tú.
Y de pronto llega un lobo de peluche, que le quita la pulsera de flores que le regaló su abuela. El lobo se fue corriendo y desapareció. La muñeca empezó a llorar y la taleguilla la consoló.
Ellas se pasaron horas y horas buscando al lobo para que le devuelvan su pulsera.
La muñeca encontró al lobo y le dijo:
-¡Quiero que me devuelvas la pulsera!
-¿Qué pulsera?
-¡La que me quitaste!
-¿De qué me hablas?
-¡No te hagas el tonto!
-¡Te he dicho que no sé de qué me hablas!
-¡Noelia! ¿No será que este no es el lobo que buscamos?-Dijo la taleguilla.
-¡Tienes razón, este lobo no tiene los ojos iguales que el otro lobo!-Dijo la muñeca.
-¿De qué color tiene los ojos?-Decía el lobo.
-¡Ahhhhhhh! Ya sé quien es.-Dijo el lobo
-¿Quien?-Dijeron la taleguilla y la muñeca.
-Es el lobo robalotodo, a mi me robó mi comida.Dijo el lobo.
Entonces, la muñeca le pidió perdón al lobo y el lobo le dijo dónde se escondía el lobo robalotodo. Cuando fue al sitio, se encontró al lobo durmiendo con la pulsera. La muñeca se la quitó sin darse cuenta y se fue con la taleguilla. La muñeca y la taleguilla se hicieron muy amigas y cada vez que la muñeca se miraba la pulsera, se acordaba de su abuela que está en el cielo.

María Fernández Torres. 5º B. -

Érase una vez en un bosque de Londres estaba muchos objetos pero tres objetos en concreto. Esos tres objetos son:una Psp, uns pulsera y unas entradas de un concierto.Tenía un grave problema, que la PsP le hacía a la pulsera y a las entradas del concierto la vida imposible.
Estaba la pulsera y las entradas paseando por un bosque de Londres.Ya estaba allí la PsP haciendo la vida imposible.
Dijo la PsP:
-Haber por qué siempre tienen que pasear por aquí las mismas tontas del bosque entero.
Contestó la pulsera y las entradas del concierto a la vez:
-Mira PsP tu eres la tonta de siempre así que me dejas y te metas con otros objetos.
Así empezaba todas las peleas.
Había un objeto que era una talega que siempre estaba sola en banco sentada pero era muy inteligente y veía todos los días discutir a la PsP ,pulsera y las entradas del concierto.Así que un día habló la talega con los objetos.Habló con ellos y llegaron a un acuerdo.Y así poco a poco pudieron jugar todos juntos.

Antonio Galvez Galvez 5ºA -

La apuesta
Había una vez una Playmóvil que paseaba. Al rato apareció Bionicle apostador y dijo:
-Hei, chaval ¿quieres hacer alguna apuesta?-preguntó.
La Palymóvil pensó y dijo:
-De acuerdo- confirmó.
-Muy bien, esta es la apuesta, apuesto mil dólares a que no puedes encontrar un reno, un coche rally y un león futbolista en 24 horas y a partir de ya.
Entonces empezó a buscar.
Después de cinco horas encontró un ciervo y pensó:
-¿Y si le pongo alas?
Después de una hora volvió con el material .
Dos horas después, ya lo había hecho y se lo enseñó al Bionicle y él dijo:
-Bien, ahora un rally.
Volvió cuatro horas más tarde con un rally hecho a mano y se lo enseñó al Bionicle y volvió a decir:
-Perfecto, ahora el león futbolista.
Fue a Nueva York y se llevó a
Alex el león.
El viaje de ida y vuelta duró once horas. Cuando llegaron al
Playmóvil y encontraron al Bionicle, había pasado una hora. El león Alex jugó al fútbol. El Bionicle dijo:
-Tú has ganado, toma los mil dólares.-dijo él.
-¡Bien, con esto podré cubrir los veinticuatro años de hipoteca de mi casa!
y todo volvió a la normalidad.

Nacho Torralbo Martínez -

UN VIAJE EN BICI
Érase una vez padre y un hijo que eran pobres y habitaban en una chabola de Mengíbar. Les gustaban mucho las motos y no se perdían ni una carrera en la tele, pero como no tenían en su chabola, se iban a un bar.
Un día explicaron por la tele que la próxima carrera se celebraba en Andújar y querían ir a verla en directo, pero si iban, tenían que ir andando porque no poseían ni coche, ni moto, ni bicicleta. Esa tarde, leyeron un cartel que explicaba que sorteaban los objetos de los detenidos que estaban en la carcel.
Al día siguiente fue a la prisión por si le tocaba algo y le tocó una bicicleta. Pensó que podía ir en bicicleta hasta Andújar para ver la competición de motos:
- Hijo, ¿quieres que vayamos a Andújar en bicicleta para contemplar la carrera? Aunque tardaremos una hora más o menos pero nos entretendremos viendo la carrera en direto.
-¡Si, si, si! Vamos a ver la carrera.
Cuando pasaron cuatro días era el momento de la carrera y lo prepararon todo para ir a verla y de camino hacer unas caminatas. Cuando emprendieron el viaje hacia Andújar también se escapó de la cárcel un ladrón, el poseedor de la bicicleta que les tocó al padre y al hijo. Los dos creían que no pasaría nada pero cogió el ladrón su moto y salió corriendo detrás de ellos. Iban muy tranquilos hasta que iban a pasar entre dos árboles donde estaba el ladrón escondido después de atar una cuerda de guitarra afilada casi invisible a la altura del cuello del padre. Antes de pasar vio que en el pedal había un chicle pegado y bajó la cabeza para ver donde estaba, lo quitó y volvió a subir la cabeza cuando había pasado la cuerda, entonces el ladrón se quedó enfurecido.
Más tarde, el ladrón cogió una pistola y se puso detrás de unos arbustos esperando al padre y al hijo. Cuando pasaron al lado del ladrón, intentó disparar pero el ladrón había cogido una pistola que no tenía balas, así que el padre y el hijo siguieron su camino.
En un nuevo intento, el ladrón decidió coger una espada y esconderse detrás de un arbusto y salir de repente. El ladrón iba a salir cuando el padre y el hijo pasaban por allí, pero se le quedó enganchado el pantalón y la camiseta a las ramas del arbusto donde se camuflaba y salió retrasado:
- ¡Eh tú, ahora no te escapas!
Pero no había nadie delante suya y dijo el padre mirando hacia atras y sin saber quién era:
- ¡Cállate loco! Hoy en día hay gente que esta tan loca.
Luego el ladrón decidió ponerse en la carretera con una pistola, (asegurándose de que estaba cargada) pero la policia, que se encontraba buscándolo, apareció en aquel momento y lo llevaron de nuevo a la cárcel. Así el padre y el hijo pudieron seguir con sus planes sin problemas.
Al llegar a Andújar, compraron un décimo de lotería y una tienda de campaña y pasaron la noche allí. Al llegar al pueblo, se enteraron que el décimo de lotería que compraron tenía el premio de 300.000 euros. Con esos dineros hicieron una casa y vivieron muy felices.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres