Blogia
EL ESTUCHE DE LAS PALABRAS

PRESTO MIS OJOS

PRESTO MIS OJOS

Tenemos un amigo ciego al que vamos a prestarle nuestros ojos. Hemos salido a pasear y contemplar el otoño, pero nuestro amigo no tiene la suerte de poder observar las bellezas de esta bonita estación del año. Nos encontramos ante un paisaje maravilloso y vamos a describirlo de manera que nuestro amigo pueda sentir nuestras mismas emociones.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

23 comentarios

Alonso Medina Millán -

Amigo, ahora estamos delante de un paisaje muy bonito. Te voy a decir cómo es.
Hay un río chiquitito de haber llovido. Al lado de ese rio hay árboles grandes como un poster. En los árboles hay hojas de colores rojo, naranja y amarillo y en el suelo hay hojas iguales a las de los árboles. Se habrán caído cuando ha llovido.¡Qué pena que no lo puedas ver, porque es muy bonito! Por eso te lo he descrito, amigo.

Ana Gijón Millán -

El otro día mi amigo ciego y yo fuimos a dar un paseo y nos encontramos ante un paisaje precioso. Como mi amigo no podía verlo, yo se lo describí:
En primer plano hay un tono anaranjado y amarillento, un charco grandísimo con el reflejo de los árboles. Troncos marrón oscurecido y ásperos. Hojas unas anaranjadas, otras de verde y otras amarillentas. Hojas mezcladas con el agua.
Hay árboles pequeños del tamaño de una persona y árboles grandes como un gran edificio. Hay gran cantidad de árboles y detrás de todos, hay un camino.
Este paisaje otoñal es muy bonito y da sensación de libertad.

Pilar García Muños -

Tengo un amigo ciego al que siempre le presto mis ojos. El otro día fuimos a un parque. Era otoño y las hojas eran marrones y amarillas. Los pájaros cantaban y las hojas se caían de los árboles. Había un charco en dónde bebían los pájaros y en el que re reflejaban los árboles. ¡Era tan bonito! Las ardillas corrian soabre los árboles. Las hojas caian muy rápido y los niños mirábamos el espectáculo boquiabiertos. Todos los días iban las personas a ese parque y los niños disfrutaban jugando con las hojas caídas. Y así ese lugar fue conocido cada vez más por todas las personas.

Noelia Gálvez 5B -

El pasado sábado por la tarde estuve en la casa de mis abuelos con mi primo. Él es ciego. Fuimos a un lado de la casa del perro caminando. Allí habia un paisaje en el que cualquier persona se puede quedar boquiabierto. Mi primo me pidió que se lo describiera y así lo hice. El paisaje es otoñal. En el medio de los árboles hay un charco en el que se reflejan los árboles altos y gruesos con sus hojas de color amarillo, rojo y marrón. Cuando pises el suelo te darás cuenta de que hay muchas hojas caídas. A mi me inspira tranquilidad este paisaje. Es bonito y frondoso.
A mi primo también le gustó y me agradeció que le prestara mis ojos.

Francisco antonio Castilla delgado 5ºA -

Estoy viendo un paisaje muy bonito. En el suelo hay un charco enorme y reluciente. Hay árboles amarillos y rojos y al fondo todo rosa y hojas desparramadas en el suelo. Y el charco, enorme, parece un espejo que reluce. Hay muchas hojas, parecen baldosas rosas. El paisaje es como si estuvieramos metidos en un cuadro. Es un ambiente relajante, sin ruido y el aire es fresco y limpio.




















































































































































































































Nacho Torralbo Matínez -

Es un paisaje de otoño muy hermoso con muchos árboles, con sus hojas amarillentas y verdes.
En el suelo también hay muchas hojas que dan sensación de un parque de golosinas. Un gran charco parece un gran cristal congelado y una hoja dentro del charco, en la superficie, parece un barquito navegando en el mar.

Rubén García Muñoz -

Querido amigo ciego:
Voy a tratar de describirte el bosque en el que me encuentro. Hay una gran cantidad de árboles. Lo primero que se ve es un charco muy largo y con agua muy clara, donde se reflejan los árboles. En el suelo hay muchas hojas de color verde y muy secas. El primer árbol que se ve en el paisaje tiene un tronco fino y con pocas hojas caducas de muchos colores en sus largas ramas. Al final de todo hay un camino muy largo donde hay hojas de colores anaranjados, verdes, amarillas y marrones. A mi dereacha hay un pino muy alto y con hojas verdes oscuras.
Este paisaje me gusta mucho porque me recuerda cuando yo era más pequeño y mi maestro nos llevó a Cazorla.

Pedro José Gómez Martínez -

En otoño las hojas caen como paracaidistas de juguete descendiendo desde lo alto de de los árboles. Los árboles están desnudos. El charco, grandísimo, refleja las copas de los árboles como si fuera un cristal.
Las hojas están en el suelo como si quisieran que las pisáramos, algunas hojas navegan por el charco como barcos pescadores.
Me siento muy alegre al ver a los pájaros cantar y a las nubes flotar.

Almudena Barranco Fernández -

Amigo, estamos en un bosque precioso, es la estación del otoño. Lo que pisamos son muchas hojas recién caídas de los árboles. Me siento muy triste al pensar que las hojas están perdiendo la vida.
Hay charcos muy cristalinos en los que se reflejan los árboles más altos y todo lo que vuela por el cielo.
Hay hojas marrones, como la tristeza.
Otras amarillas, que me recuerdan el amanecer.
Al fondo, se ve como un cuadro abstracto: quiero decir que veo un color en lo alto de otro, manchas, y no veo ninguna figura.
Se me ha olvidado decir, que también hay hojas rojas que no me gustan nada porque me recuerdan a la furia.

Laura Nájar Medina -

Veo un reluciente charco, con unos árboles de un bello otoño. Los árboles son un poquito raros porque parecen un arcoiris con esos colores naranjas,rojos,
verdes, amarillos, como un deslumbrante otoño. Mira, no me había dado cuenta, hay hojas rosas como fresas de lo bonito que es este paisaje. Los troncos parecen de chocolate, vamos un bosque de golosinas.

Juan Cintas 5B -

Querido amigo:
Me encuentro en un bosque con ramas y hojas secas. El árbol que estoy viendo en primer lugar es grande de tronco leñoso y sus ramas son muy largas y altas. Pueden medir hasta los 30 metros de largo... Detrás hay una especie de lago o gran charco. Tiene mucha agua. Todo está cuabierto de hojas sucias pero de colores muy variados: rojos, amarillos, verdes, naranjas y marrones...
¡El otoño ha llegado!

Maria José Aguilera. 5B -

El día pasado, que fue domingo, fuimos a pasar un rato en un campo cercano. Era un paisaje precioso. Tenía unos árboles grandes y pequeños, con muchas ramas, con pocas ramas de todos los colores: verdes, amarillas, naranjas... En primer plano se veía en el suelo unos colores maravillosos verdes, rojos, amarillos y rosas...Los árboles tenían unos finos troncos de un color marrón muy fuerte. En el suelo había un gran charco de agua en el que se volvían a repetir todos los colores del otoño.
Era un paisaje maravilloso, me gustó mucho porque era agradable y me hacía sentirme muy bien.
Bueno, espero que con esta descripción te hayas enterado de cómo es ese paisaje.

Rocío Chica Hoyo 5ª -

Amigo, el paisaje es bello y adorable, tiene muchos árboles que se mueven con la brisa del otoño, hojas amarillas, verdes y naranjas al lado de un enorme charco.
Si tu pudieras ver, contemplarías la naturaleza de este prado.
También el charco parece un lago pequeñito entre hojas. Las hojas parecen como frutas. Por ejemplo: las hojas parecen manzanas y las amarillas como plátanos.
Me siento tranquila de contemplar la naturaleza.

José García Medina -

Era un paisaje muy hermoso. Tenía cuatro colores que eran: amarillo,naranja,verde claro y verde oscuro. Había una charca que deslumbraba con la claridad del día. Había muchos árboles a los que se les iban cayendo las hojas. El suelo era naranja y con muchas hojas. Se siente tranquilidad y una alegría tremenda y sensacional.

Juanma Galindo Moral 5ºA -

Yo me quedé pasmado viendo el paisaje de otoño. Caían las hojas de los árboles, parecían nieve dorada, sobre un charco que tenía forma de España. Había unas montañas de hojas que parecían las jorobas de un camello. Los troncos eran largos y gordos, otros finos, entre las hojas doradas y las hojas amarillas, que parecia que se estaba quemando.
Yo sentí en ese momento tristeza y pena y me gustaba el paisaje mucho.

Noelia Cazalla 5B -

Ayer por la mañana me encontré con mi amigo Pablo. Es ciego. Paseamos y llegamos hasta el parque y cuando lo ví me quedé alucinada. Yo le dije a mi amigo Pablo:
-¡Qué paisaje tan bonito!
-¿Y cómo es?- me contestó.
Entonces le conté que había unos árboles altos, tan altos como una casa. Eran de color amarillo, anaranjados, rojos y verdes. Había muchas hojas en el suelo, preciosas, y cuando las ves desde lejos, con todos esos tonos rojos, con los charcos tansparentes y con los áarboles reflejándose en ellos te quedas entusiasmada.Y a la sombra de un gran árbol, respirando aire fresco, nos comimos la merienda muy tranquilos

Mari José Oriola Sanchéz 5ª -

He visto un paisaje precioso que huele a primavera y tiene unos colores llamativos.
En los charcos se refleja una iluminación de sol brillante.
En el sueleo hay muchas hojas que parecen cristalillos pequeños.
los colores son muy brillantes y llamativos.
Cuando lo ves te da una sensación de alegría.

Antonio Gálvez Gálvez 5º A -

La vista parecía un gran cuadro. Las hojas de los árboles parecían pegotes de pintura. El arroyo parecía barniz para dar brillo al cuadro y ponerle reflejos a los árboles. El suelo, lleno de hojas rojas, parecía sangre de gente caída en una batalla. El cielo no estaba despejado, sino lleno de nubes amenazándonos con que iba a llover. Sentía desde pequeño una sensación cómo si me llamase ese paisaje.

Pilar Gámez Romero -

Era un paisaje de otoño en el que había unos árboles con las hojas caidas y estaba muy bonito. Un charco de agua cristalina muy reluciente que había en el suelo, deslumbraba los árboles. Las hojas eran: rojas, amarillas y marrones, el suelo estaba muy colorido. Al fondo se sentía como si las hojas y los árboles se alargaran. El charco se veía como si hiciera zig-zag, como si un arco iris se repitiera muchas veces.

Miguel Jose Martos Ortega 5ª -

Veo un paisaje muy bonito que es de otoño y hay muchas hojas por los suelos, los árboles tienen las hojas de color rojo, amarillo y verde. Hay un río precioso por donde pasa el agua muy limpia, tan limpia que parece un cristal, no hay animales porque están hibernando. Estos colores me dan una sensación de tristeza pero tanbién dan una sensación de tranquilidad y paz.Todos los colores de las hojas forman un pequeño arcoiris otoñal.

Elena Martos Sepúlveda -

En aquel otoño los charcos deslumbraban sobre el suelo. El cielo estaba nublado y lo que antes era un verde prado se habia convertido en una preciosa capa roja. Estaba todo lleno de árboles y se escuchaba algún que otro pajarillo. Las hojas eran de color amarillo, naranja y rojo. Yo me sentía tranquila porque era todo muy bonito.

Francisco Medina Ortega -

Mengíbar 6 de Noviembre del 2006

Luis,estamos en un bosque precioso: en este bosque hay muchas hojas en el suelo. Parece que se hubieran caido las hojas de los cerezos, este bosque es un paraíso. Hay un minipantano de agua muy limpia, parece que hay un espejo en el suelo apuntando hacia la cima de los cerezos. Este bosque tiene muchos colores,los colores más vistos son el rosa y el verde.Y amigo mio, si lo vieras, te emocionaruas mucho como yo estoy ahora mismo.Te sigo diciendo que si lo vieras te quedarías pasmado. Oye ¿ Que te parece si nos vamos ya?

Luis Miguel Fernandez Martínez -

Era un día soleado y con muchos animalitos.Todo el paisaje parecía un arco - iris porquue las hojas de los árboles eran rojas, marrones, amarillas y verdes y el suelo parecía un colchón porque en el suelo había muchas hojas.Allí había muchos charcos y parecían espejos relucientes y el paisaje daba
una sensación de alegría y animación y había caracoles y su caparazón parecía un laberinto con las rayas redondas.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres