Blogia
EL ESTUCHE DE LAS PALABRAS

EL JARDÍN DE LAS HESPÉRIDES

EL JARDÍN DE LAS HESPÉRIDES

Hace unos días estuvimos viendo la exposición de fotografías "EL JARDÍN DE LAS HESPÉRIDES" de un maestro de nuestro colegio, Alfonso Infantes. También pudimos leer un precioso poema, escrito por otra maestra, Carmen Molina, en el que una flor de la exposición, la que estáis viendo en la imagen, escribía al fotógrafo agradeciéndole que la hubiera sacado de su vida anónima, de su rutina diaria, de su mediocridad continua. Éste es el poema:

Desde ese justo instante

que tu sabia y equilibrada mirada

           me rozó

y quisiste envolverme

entre delicadas caricias

           me sentí

                 atrapada

                              en infinitas libertades

                 acunada

                               en reales y mágicos mundos

                                                                  de esperanza

                                                                                de futuro

y pude despertar de mi esencia

                                                            marchita

                                                             fatigada

                                                            volátil

               un cálido amanecer perpetuo

y me encontré vestida con etéreas luces de seda

que sólo tú sabes procurarme

al tiempo que  tejes

                         dulcemente

                                recorriéndome

                                            casi susurrando

          esas suaves texturas que hoy, ya para siempre,

                                                                tapizan mis sentidos.

                            Recostada en tu hombro,

                            quiero vivir reposando.

                                                                          Carmen Molina

Pues bien, vuestra tarea consistirá en esta ocasión en elegir una imagen de la exposición de fotografías, en realizar una personificación con la flor elegida, es decir, atribuirle posibilidades humanas, y hacer que esa flor escriba un poema para el fotógrafo, contándole sus pensamientos, sus emociones, sus esperanzas, sus desilusiones... utilizando palabras y expresiones bellas, con adjetivos, comparaciones, metáforas...

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

13 comentarios

Manuel Vega Martínez 6ºA -

Querida flor cuando vi tu sonrisa de flor mis ojos se marchitaron entre tus pétalos de color. Mis ojos se iluminan como la luz del sol. Tus pétalos se me reflejaron en los ojos como si fuera el arco iris del cielo en el que se iluminaron en mis ojos marchitados y enamorados de tus colores de flor. Te quemas con la luz del sol y mis ojos nunca más se enamoraron de tus pétalos de flor.

Juan José Criado Polaina 4ºB -

Te he visto echarme una foto,
y me he sentido como una rosa
con muchos pétalos vivos
y ninguno seco.
Al hacerme la foto
me has sacado de mi hábitat,
y has hecho realidad
el sueño que yo siempre quería cumplir.
Hoy me siento libre
con mi corazón dolido de tanto resplandor.


Yo quisiera quedarme aquí,
en el cuadro de la foto,
pero el futuro me espera con los míos.
Sólo por unos minutos
me he sentido mejor.
Aunque te hubiese preferido,
y hubiera querido quedarme contigo,
no podría aguantar el dolor
de estar sin los míos.
Ahora llevo otro dolor
dentro de mi corazón tierno
y sufrido:
separada de ti,
siempre te echaré de menos.

Juan Jose Benitez Perez 4ºB -


UNA FLOR FOTOGRAFIADA


Te he visto echar una foto a mi cara.
Pero yo, con mis pétalos rosas,
quería esconderme de la cámara
y tú no me dejabas escapar.
Yo me ocultaba
detrás de mi hermosura.

Ahora, desde esta fotografía,
todos me están mirando,
todos me aman.
Fresca estaba la mañana,
en que me metiste en un cuadro.

Todos me miran en el museo.
Piensan algo de mí,
y se marchan
haciéndose miles de preguntas.

María Plazas Cazalilla -4º B -

LA ROSA FOTOGRAFIADA

Te he visto echarme una foto
por la ventana transparente que asoma en tu bella cara.
El flach de tu cámara naranja iluminó mi cara.
Iluminó mi cara, la de mi amiga,
la de mi amigo el árbol viejo y la de su hijo árbol joven.
Llegas a tu casa
y tu hermosa mujer te pregunta preocupada:
-¿Dónde has estado?
-He ido ha echar fotos.
-¿Y por qué no has dicho nada?
-Porque no me he dado cuenta
-Bueno, ¿a quién le has echado fotos?
-A las flores y a los árboles
Por tí, por la simple luz que soltó tú cámara,
ahora muchos niños me están viendo.
Gracias.

Julián Torres Fuentes 4º B -

LA FLOR FOTOGRAFIADA


Cuando me hiciste la foto
me vi envuelta en luces fosforescentes
y mis raíces empezaron a moverse.
Cerré los ojos y la luz blanca me trasladó
al mundo pasado, al presente y al futuro.
Me sentí atrapada como si fuera
una cárcel de color blanco y llamativo.
Me sentí atraída por esa luz
que se acabó en un abrir y cerrar de ojos.
Qué tristeza, por Dios, se fue la luz, se fue,
se fue mi amor.
Empecé a quedarme quieta
y sin mover ni un pelo volví a ser
una flor normal y corriente.

Miguel José Martos Ortega -

Desde que me fotografiaste por primera vez nada ha vuelto a ser igual. Yo era un simple paisaje al que nadie le prestaba atención. Cuando me inmortalizaste en aquella foto todo cambió, la gente me mira y dice cosas como: “Que paisaje más bonito, nunca me había fijado en él”. Ahora no soy aquel paisaje al que nadie le gustaba y desde un principio pensé que lo que querías era arrancarme y desde el fondo de mi corazón te digo:
¡Gracias!

Elena Martos 6 a -

Poema de la enredadera
Desde que te ví, tu mirada me cautivó.
Tus marrones ojos tenían alegre expresión,.
tu fuerte mirada reparó mis marchitos pétalos.
Intenté posar para una bella foto.
Al ser yo vieja enredadera y tú joven fotógrafo
saldría la foto más vieja y bella del otoño.
Tu fuerte flash y, a la vez, tu suave luz,
acariciaron rápidamente mis sentidos.
Mi gozo y alegría por no ser ya simple
enredadera adosada a la pared fue inmensa.

Almudena Barranco Fernández -

Gracias por acercarte a mí.
Nadie se acerca a mí, porque hiero y hago daño.
Mi flor violeta no atrae a nadie, porque no se ve entre tantas espinas que tengo.
Estaba como muerta y sin amistad.
Cuando te acercaste a mí, me devolviste a la vida y te di las gracias.
Tú fuiste mi salvador, mi nuevo amigo.
Cuando me hiciste una foto, de nuevo te di las gracias.
Yo sé que gracias a esa foto la gente me conocerá. Tendré amistades, porque las personas acudirán a mí y me querrán.

Francisco Medina 6º A -

La primera vez que te ví me asusté.
_ ¡Que no me vea! - dije asustada. Pensé que eras uno de esos hombres que se llevan las flores y los árboles. Entonces apreté con todas mis fuerzas mis pétalos y al pasar unos instantes los abrí de nuevo. Allí te ví asombrado, no parpadeabas y... ¿ A que viene esa actuación? Se me quedó mirando. De repente sacó un objeto desconocido para mí, me apuntó y yo me asusté mucho. Un sonido me rondaba por la cabeza, dando vueltas y vueltas, tic, tic ,toc, toc, tic, por fin ese sonido se fue acompañando al hombre, fué a por Margarita, una amiga mía, y siguió apuntando casi a todo el jardín. Vino, me olió y se fué perfumado y respirando hondo
_ ¡Qué bien me siento!

José García Medina 6ºA -

DE TÍ ME ENAMORÉ
Yo soy una flor y tú un humano pero las flores también tienen sentimientos como vosotros. Cuando te vi me enamoré completamente; miré tu ojos brillantes, miré la cámara con la que me echabas fotos sin parar y miré tu belleza interior. ¿Por qué eres tan precioso? - dije yo. Tú no me podías oír pero yo a ti te podía sentir.
Cuando te marchabas, mis lágrimas revoloteaban por mi cuerpo y cuando ya no te veía, mis lágrimas descargaron.
Y grité:
- ¡ Hasta pronto!

noelia galvez 6ºB -

Bella flor encontrada
Bella flor enamorada
Serás mi otra mirada

Pequeña flor unida
Pequeña flor herida
Serás mi única vida

De fondos verdes te escapas
De fondos marrones te creces
De fondos azules te relajas
Y de una cámara agradeces
que te saque de tus “hierbajas”

Noelia Cazalla Millán 6B -

Siempre estás en todos los ríos dando belleza, aguantando la suciedad y las cosas del río, eres una flor tan maravillosa, tan maravillosa que hacer reír y dar alegría a todas las personas. Te estás convirtiendo en la diosa de todos los ríos, con tu hermosura, tu paciencia y tu alegría.
Estás por el Guadalquivir, por el Tajo, por el Guadiana, ¡hasta por el Amazonas!
Eres tan buena y tan paciente que hasta cambias de color.
¡Hasta estás orgullosa de ti misma!

María Fernández Torres.6ºB -

Desde el momento que caminaste por mi lado
y tu mirada pudo penetrar en mis hojas,
una luz esplendorosa, un hermoso sentimiento
que quiso llenarme de vida
y a la vez me sentí dormida
en un fascinante sueño
de ilusión y fantasía.
Y pude despertar de mi fragancia envejecida
apenas sin fuerza,
en una suave alborada continua.
Y me encontré llena de destellos de luces
que tú únicamente sabes proporcionarme
al momento que me envuelves
dulcemente,
atravesándome,
casi murmurando,
en esas brisas de caricias
que hoy, ya para siempre,
matizan mi corazón.
Apoyada en tu mano
quiero vivir eternamente.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres