Blogia
EL ESTUCHE DE LAS PALABRAS

UNA HISTORIA... FAMILIAR

UNA HISTORIA... FAMILIAR

Había una vez, en el país de la imaginación literaria, una familia de palabras...

Elige una familia de palabras y descríbela. Inventa un problema o conflicto y cómo esta familia, con ayuda de otras familias y quizás con alguna familia en contra, van resolviendo la situación. Puedes utilizar también palabras compuestas, sinónimos, antónimos, palabras homófonas... que compliquen o ayuden en el desenlace de tu historia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

8 comentarios

María José Aguilera 5ºB -

Érase una vez un pueblo llamado floración, se llamaba así, porque solo había flores, y los habitantes que habitaban tenían nombres de flores. Había una mujer llamada flora y su marido floricultor que tenían un huerto de flores y al lado estaba su floristería . Ellos tenían una hija llamada florista, otra floral, un niño llamado florero. Otra familia, la mujer se llamaba florear, su marido florido, tenían una niña llamada florecer, un niño llamado florífero, otra niña llamada floración, esas dos familias se llevaban muy mal porque las dos familias querían tener una floristería, y como teniendo una floristería, es mejor. No se hablaban. Pero un día florífero quería jugar con florero porque con sus dos hermanas no quería jugar y en el pueblo no había no había más que esas dos familias. Florífero pensó que como le viera su padre le regañaría, pensó de que las dos familias podían estar en la floristería. Y así los hijos hicieran papeletas para qué otros pueblos vieran las flores y así ganaban dinero. Y lo hizo así. Hasta que convenció al padre, se reunieron en la casa de florear se tomaron tilas, y estuvieron charlando y al día siguiente se repartieron, unos haciendo las papeletas, otros dibujándolas, en fin como un equipo. Desde ese momento se alegraron de que vinieran otros habitantes a comprar las flores.

Rubén García Muñoz 5ºB -

Había una vez una familia muy pero que muy buena.
Esa familia se llama Pan.
El padre se llama Pan, la madre se llama panadería y el hijo panadero.
Una vez la familia de Pan se pelearon con la familia de Libro, que eran Librero el padre, librea la madre, Libreta la hija y librería su hijo.
Se pelearon porque Librería el niño más malo de la familia se peleó con un niño de la familia de Pan llamado Panadero, Panadero se quedó quieto y no le pegó, sino que se lo dijo a la maestra.
Cada vez que iban a la escuela Panadero y Librería y se miraban se decían cosas con mucha rabia.
La familia de Flor que eran muy amigos de la familia de Pan le ayudaron a pasar esa crisis.
A la familia de Flor no le gustaban las peleas sobre todo a sus dos hijos Floración y floral.
A Flor y a Flora, los padres de Floración y Floral les educan muy bien a sus dos hijos y a sus 3 primos también, sus tres primos se llaman Florecer, Florero y Floristería.
La familia de Flor les dijeron que se reconciliaran con la familia de Libro.
Una vez la maestra vio pelearse a Panadero y a Librería y a ella no le gustó nada.
La maestra decidió que hicieran las paces y que no se volvieran a pelear nunca más, al principio no querían, pero al final hicieron las paces y nunca más se pelearon y por supuesto las familias también se reconciliaron.

María Fernández Torres. 5º B. -

Érase una vez un pueblo que había muchas tiendas de pan, de pastel etc.
Un día en ese pueblo había una panadería, en esa panadería trabajaba pan, panera, panero etc.
En ese mismo día tuvieron un gran disgusto, que uno de esos trabajadores sin darse cuenta quemó muchos panes. Los trabajadores de la panadería se pusieron a discutir porque no sabían lo que iba hacer porque los clientes se pusieron a pedir pan. Los trabajadores en vez de hablar, se pusieron a discutir como animales. Claro, como las voces se sentían desde la calle se enteraron los de la pastelería y como su responsabilidad era ayudarlos. Fueron haber lo que pasaba .
Cuando fue el pastel, el pastelero, pasterizar etc. No podían ponerse de acuerdo, hasta que por fin, tuvieron una idea. Bueno también se enteraron la tienda como el tendero, transtienda etc y como era tan malos y malas fueron también a discutir con los otros. Por fin se callaron y pudieran hablar como personas y no como animales . A sí con la ayuda de todos pudieron sacar el trabajo adelante.

José García Medina -

UNA FAMILIA SE ASOCIA CON OTRAS FAMILIAS
Érase una vez una familia que tenía un hijo. Se llamaba Fruta y era muy travieso, su madre se llamaba Frutería y era muy nerviosa, y el padre Frutero, ni te cuento, tenía una mala sombra... Al otro lado estaba la familia de panaderos, ni tenían hijos, la madre se llamaba Panadería y tenía muy malos sentimientos con la familia de fruteros, y el padre Panadero era muy reciote con muy malos sentimientos y, por fin, los vecinos de la familia fruteros. Eran los jardineros con sus preciosos jardines y sus flores. El padre Jardinero, la madre Jardinería, y un hijo precioso y hermoso que se llamaba Jardín y todos ellos tenían unos sentimientos maravillosos. Un día la familia jardineros intentaban asociar familias a los fruteros pero los panaderos estaban diciéndole a la gente:
-No te asocies con esa gente, que he oído que está embrujada, y así siempre hasta que un día los fruteros le dijeron a los panaderos:
-Por favor, dejadnos hacer amigos, tenemos un hijo con tres años y él quiere hacerse amigos.
Y le respondieron:
-No te dejaremos.
Fruta, que era el hijo, le dijo a su madre:
-Mamá, vamonos que tengo frío.
La familia se fue y al día siguiente por la tarde salió ardiendo la panadería y la familia fruteros y jardineros les ayudaron a reconstruirla. Los panaderos se sintieron alegres y le pusieron de nombre a la panadería “PANADERÍA AMIGOS”.
Los panaderos se disculparon y el primer amigo que tuvo Fruta fue Jardín y la panadería fue la más conocida en todo el mundo.

FIN

Daniel Jandula Moya 5ºB -

Era se una vez una familia que eran todos gordos menos el hijo que era un palillo.
La madre era rubia, simpática, agradable que se llama tabla. El padre se llama tablé y es moreno, agradable y no era muy simpático. El hijo llamado tablero era igualito que su madre.
Luego había otra familia que eran todos flacos y de estatura pequeños. el padres llama comedero y es rubio y simpático, la madre y el hijo eran igualitos que su padre, la madre se llama beber y el hijo bebedero. A continuación se pelearon porque un padre de la familia tablón iba borracho y se encontraron con la otra familia y se insultaron. etc... Por último otra familia se lo impidió.
el padre era muy alto agradable y se llama comer, la madre es mediana con ojos azules, moreno, simpático y se llama comedero. Entonces esa familia no lo consiguió hasta el cabo de dos o tres semanas que se arreglaron las cosas y todos eran pero que muy muy amigos.

Noelia Cazalla Millán 5ºB -

Había una vez una gran familia que tenía problemas con las flores. Toda la familia empezaba por la misma sílaba. La madre se llamaba Floración, el padre Florero, la hija Flora, el hijo Florecimiento, su hermana pequeña Floral su otra hermana mediana Florear, su hermano pequeño Florecer y su otro hermano pequeño Floreciente.
Vivían en el campo donde había muchísimas flores. Esa familia no podía salir de casa, excepto si salían con los ojos cerrados. No podían ver las flores porque si las veían se quedaban totalmente ciegos.
Floración iba al mercado con su prima Alfombra para que ella la dirigiera. No se podía solucionar ese problema.
Una familia era enemiga de la familia de Flor y un día la familia de Flor se encontró a la familia enemiga, la familia Cristal.
Ellos solamente querían acercarle flores a la familia de Flor para que se quedaran ciegos. Cuando la familia de Cristal le iba a acercar las flores venían la familia de Lápiz, sus amigos de toda la vida, a salvarles.
La familia de Flor les saludó mucho a la familia de Lápiz. La familia de Lápiz estaba deseando que viera a la familia de Flor, porque el hijo de la familia de Lápiz, Lapicero estaba enamorado de Flora.
La familia de Lápiz le iba a dar una buena noticia, era que ya sabían como salvar sus ojos de las flores. Floración y Florero le dijeron a la familia de Lápiz:
-¡¿Qué hay que hacer?!
-Ir al paraíso de las flores curativas y oler su rico olor.
-Y... ¿se puede saber dónde está ese paraíso?
-Está en vuestra imaginación
-¿En nuestra imaginación?
-¡Si! Vosotros tenéis que imaginaros que estáis en ese paraíso, cuando estéis todos juntaros en corro toda vuestra familia y daros la mano.
-¿Estáis seguros?
-¡Si, segurísimos!
Ellos lo hicieron y salió bien.
Antes Flora rechazaba a Lapicero porque le llevaba nada más que flores, pero cuando podía ver, tocar y oler las flores no le llevaba, pero ese día le trajo un regalo que no podía rechazarlo, era un viaje a Cuba. Flora se estaba enamorando de él y cuando le trajo ese regalo lo quería más todavía.
Cristalino, de la familia de Cristalino también estaba enamorado de Flora y cuando se enteró del regalo fue a secuestrar a Lapicero y cuando lo iba a secuestrar desapareció porque como todos hicieron el hechizo desaparecieron y no volvieron a aparecerse más en sus vidas.
Entonces Lapicero y Flora y toda su familia fueron felices y Lapicero y Flora se fueron al viaje de Cuba.

Alonso Medina Millan 5ªB -

Esta es la historia de la familia Campo,con sus tres hijos que se llamaban Campero, Campiña y Campestre.
Un día Campero, Campiña y Campestre se pelearon con Panadera, Pan y Empanadilla que eran los hijos de la familia pan.
El padre Campaña y el padre Panadero decidieron una cosa muy dura, que no se vieron las dos familias, pero se veían sin darse cuenta. La madre Campera y la madre Panadería decidieron que sus hijos hicieran las paces.
Cuando las dos madres se lo dijeron a los hijos, los hijos hicieran las paces y los seis se fueron a jugar juntos.
Los padres se enfadaron pero al cabo de un rato pensaron que las mujeres llevaban razón y los padres se pidieron perdón y se fueron a un bar a ver el Barcelona-Real Madrid.

Anónimo -

Érase una vez una verdulería que tenía el letrero de color verde y en el letrero ponía la verdulería de los hermanos Fernández. La verdulería de los hermanos Fernández tuvieron un problema con la familia colores y ese problema era que el hijo mediano llamado bicolor había pintado las verduras de su verdulería y entonces todas las personas que pasaban no compraban porque las verduras tenían muy mal aspecto y eran muy raras para las personas que no sabían el problema que había tenido con la familia colores. Todas las personas decían que la familia colores era una familia muy agradable y que era muy amable pero la verdulería decía que no que la familia colores era muy mala. Entonces cigió la verdulería y la verdulería y la verdulera la cerró y montó otra verdulería que estaba al lado de el mercadillo y el supermercado y enfrente de la verdulería estaba el mercadillo y la gente le compraba más y en la verdulería siempre había mucha gente comprando porque siempre que la gente salía del mercadona siempre le compraban verduras y siempre estaba la verdulería llena de gente y vivieron feliceS.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres